Estrategia de ajedrez para principiantes: 5 consejos imprescindibles

Dominar la estrategia de ajedrez es el ultra no plus para muchos jugadores de ajedrez. Esto significa tener un conocimiento profundo del juego y superar a sus oponentes con planes e ideas profundas.

Pero antes de llegar ahí, debes aprender la estrategia básica del ajedrez. Y en este artículo, te enseñaré 5 estrategias de ajedrez para principiantes que llevarán tu juego al siguiente nivel.

Tener esos principios básicos en los que basarse hará que sea mucho más fácil y divertido jugar al ajedrez.

También tendrá un conjunto de herramientas para vencer a sus amigos, familiares u oponentes en línea con mayor facilidad.

Esto es lo que aprenderá en este artículo:

– Controlar el centro del tablero
– Juega con todas tus piezas
– Cuando tengas dudas, mejora tu pieza peor colocada
– Simplifica (=cambio) cuando tengas material arriba
– Mueve los peones sólo cuando sea necesario, ¡no pueden retroceder!

Ahora déjeme explicarle por qué debe utilizar esas estrategias básicas de ajedrez en todas sus partidas y cómo puede hacerlo.

Estrategia de ajedrez #1: Controlar el centro del tablero

Quizá se haya preguntado por qué la mayoría de la gente le sugiere que empiece con 1.e4 o 1.d4.

La razón es bastante sencilla: controlar el centro del tablero es crucial en ajedrez.

Por eso debe luchar desde la jugada 1. por el control central. Y con 1.e4 o 1.d4, usted hace exactamente esto. Tomas algunas casillas valiosas en el centro bajo control y abres el camino para que tu alfil se desarrolle hacia el centro.

Pero, ¿por qué el centro es mucho más importante que cualquier bando?

Aquí están las razones:

Al controlar el centro, puedes cambiar en cualquier momento tu enfoque hacia el Lado de Rey o de Reina.
Las piezas del centro del tablero tienen mucha más influencia y potencial que las de los lados.
Controlar el centro te ayuda a ganar más espacio para tus piezas.
Controlar el centro también disminuye el alcance de las piezas de su oponente.

Para visualizar la diferencia entre el centro y el flanco podemos observar dos caballos totalmente diferentes:

Diferencia entre un caballero central y un caballero en la esquina
Diferencia entre un caballero central y un caballero en la esquina

El caballo blanco situado en el centro de e4 tiene 8 casillas bajo control. Por eso los ajedrecistas a veces se refieren al caballo en el centro como «pulpo». Ahora compárelo con el absolutamente triste caballo de a8, que sólo controla 2 casillas.

La misma pieza, pero una diferencia de 4x en casillas controladas (y posibles destinos).

Recuerde esto: un caballo se coloca mejor en el centro 4×4, por lo tanto de f3-f6-c6-c3. En todas estas casillas, controla 8 casillas. Por eso, en la apertura debes intentar colocar tus caballos en f3/c3 como blanco, y en f6/c6 como negro.

En una sola jugada, usted obtiene el mayor control posible sobre el tablero.

Hablando de la colocación de piezas este es un buen momento para pasar a la estrategia #2:

Estrategia de ajedrez nº 2: Jugar con todas las piezas

Un error que veo a menudo en los principiantes es el siguiente: ansioso por presionar inmediatamente al rival, uno toma una pieza, la mueve varias veces y trata de invadir el campo del rival lo más rápido posible.

Aunque esto puede funcionar a veces, generalmente lleva a perder tiempo o esa pieza solitaria.

A menudo lo comparo con un jugador de fútbol (soccer para todos mis amigos americanos :-)) que coge el balón justo después del saque inicial y corre solo hacia la portería contraria.

Si funciona, eres el héroe absoluto. Pero las posibilidades de driblar a 10 jugadores y luego marcar son bastante escasas.

Como en el fútbol, el fútbol americano, el baloncesto o cualquier otro deporte de equipo, hay que jugar con TODAS las piezas.

Imagínate que eres el entrenador de 16 valientes soldados de ajedrez. Haz que trabajen juntos y tus posibilidades de ganar serán grandes. Haz que corran hacia tus soldados contrarios sin un plan claro y sin ayuda, y probablemente morirán uno a uno.

He aquí cómo puedes asegurarte de utilizar todas tus piezas y hacer que jueguen juntas:

Mueve cada pieza sólo una vez en la apertura (un peón NO se denomina pieza)

Para utilizar el máximo potencial de todas sus piezas, quiere desarrollar cada una de ellas lo más rápido posible.

Por eso debe abstenerse de mover algunas piezas varias veces y, en su lugar, desarrollar primero todas sus piezas. Cada vez que mueva una pieza ya desarrollada por segunda vez, hará dos cosas:

La aleja más de su ejército
Pierde la posibilidad de desarrollar una pieza aún no tocada

Si consigue que todas sus piezas entren en juego rápidamente, puede crear una situación de juego de poder. Cuantas más piezas juegues, más casillas controlarás y más efectivo será un ataque.

Utiliza esta sencilla regla para jugar con todas tus piezas:

Siempre que quieras mover una pieza por segunda (o tercera…) vez pregúntate: ¿es absolutamente necesario mover esa pieza de nuevo (si es atacada, sí) o podría desarrollar una pieza aún inactiva?

Si no es necesario mover la pieza por segunda vez, absténgase de hacerlo y desarrolle una pieza aún no tocada.

Trate a su reina como a su mariscal de campo

Perdón por todas estas analogías deportivas, pero es que me gustan tanto los deportes…

Otro error que veo a menudo es que los aficionados intentan sacar su reina rápidamente.

Esto parece bastante lógico al principio, pero puede resultar contraproducente muy rápidamente.

He aquí la razón:

La reina es tu pieza más valiosa (excepto el rey, que tiene un valor ilimitado). Por lo tanto, cada vez que tu Reina es atacada, está absolutamente obligada a moverse de nuevo (¡protegerla y así cambiarla por otra pieza sería una gran pérdida!)

Esto lleva a una pérdida de tiempo, ya que necesitas mover una pieza más de una vez en la apertura.

Ahora la reina necesita mover de nuevo y seguirá siendo vulnerable.

Por eso comparo a la reina con el quarterback en el fútbol americano.

Protege a tu Reina como tu mariscal de campo. Cuando llegue el momento, la Reina realizará un ataque crucial con el apoyo de todo el ejército.

La Reina es la pieza más importante, pero también la más frágil. Puede tener un efecto devastador sobre el adversario, pero sólo si se encuentra en una situación estable y segura.

Tiene que ser protegida por sus compañeros de equipo para que no sea atacada desde el principio. Así que haz espacio con tus peones centrales para tus piezas menos importantes (Alfiles y Caballos). Sólo entonces saca a la Reina.

Normalmente uno dirige el ataque con peones, Caballos y Alfiles. Una vez que se ha hecho algo de daño, la reina o las torres se unen a la fiesta y ¡se acabó la partida!

Poner a salvo al rey RÁPIDAMENTE

Como he escrito antes, tu rey tiene un valor infinito. Si se mata, la partida se acaba. No importa la cantidad de material que tengas en este momento.

El jaque mate termina la partida.

Ambos jugadores buscarán luchar por el control central al principio de la partida. Así que su rey no está exactamente seguro en el centro del tablero.

Normalmente, los intercambios de peones abrirán archivos y diagonales, lo que hará que el rey en e8/e1 sea muy vulnerable.

Puede resolver fácilmente este problema enrocando al principio de la partida.

Lo más frecuente es ver el enroque corto (Rey e1-g1, Torre h1-f1), ya que sólo necesita desarrollar el Caballo y el Alfil para hacerlo.

Abrir con 1.e4, luego desarrollar el caballo a f3 y el alfil a c4/b5 seguido de enrocar es una forma muy efectiva de poner a salvo al rey desde el principio.

Obviamente, no tienes que hacerlo en la jugada 4, pero intenta enrocar tu rey antes de la jugada 10 en todas las partidas.

Una vez que hayas enrocado, no muevas los peones delante de tu rey sin razón. Estos peones (normalmente en h2, g2 y f2) están creando un maravilloso refugio para tu rey. Cuanto más avanzados estén, más expuesto estará tu rey.

La diferencia en la seguridad del Rey
La diferencia en la seguridad del Rey

Las blancas tienen un rey bien protegido, mientras que el rey negro está muy abierto.

Un alfil o una dama blancos en la diagonal a2-g8 atacarán al rey de forma agradable. Además, muchas casillas delante del rey negro ya no están protegidas: h6, g6, f6, e6.

Estas mismas casillas: h3, g3, f3, e3 están bien protegidas por los peones blancos. El peón de f2 también protege al rey de cualquier control diagonal. El peón de g2 hace lo mismo para los asaltos frontales.

La única desventaja de la posición del rey blanco es la posibilidad de un jaque mate en la última fila.

Imagina una torre o una dama negra en la primera fila. El rey blanco no tiene a dónde ir y queda en jaque mate.

Por eso, a menudo sólo se puede hacer un pequeño respiro con el empuje de peones h2-h3.

El enroque también tiene otro gran efecto: acercas tu torre al centro, donde finalmente puede entrar en juego.

Conecte sus torres y póngalas en las filas abiertas

Una vez enrocado, sus torres pueden finalmente entrar en juego. Normalmente, las torres son las últimas piezas en activarse.

Son más felices y efectivas en las casillas abiertas. Una fila abierta es una fila sin peones.

Como no hay peones, el alcance de la torre es cada vez mayor. Cuantas más casillas controle la torre, más poderosa será en general.

Otro punto clave es que sus torres están conectadas. Las torres están conectadas si, en teoría, pueden capturarse unas a otras. En este caso, se protegen mutuamente y pueden trabajar juntas contra objetivos enemigos.

La forma perfecta de desarrollar todas sus piezas

Ahora que sabes cómo desarrollar bien todas tus piezas, seguro que el siguiente ejemplo tiene mucho sentido. Este montaje toma todos los puntos que acabas de aprender y los pone en uno.

Las blancas han conseguido su configuración perfecta
Las blancas han conseguido su configuración perfecta

Mira la diferencia entre las piezas blancas y negras. Las blancas han marcado todas las casillas:

Mover cada pieza sólo una vez
La Reina está haciendo espacio para la Torre, pero no es vulnerable
El Rey está seguro y tiene una casilla de respiro en h2
Las torres están conectadas y en el centro (no hay archivos abiertos todavía)

Además, las blancas también controlan el centro y, por tanto, tienen más espacio y más piezas activas.

El siguiente paso sería un empuje de peones en el centro (e4-e5 o d4-d5) para ganar más espacio, mejorar sus propias piezas y hacer retroceder aún más a las piezas negras.

Recuerde esta configuración siempre que juegue una partida. Yo la aprendí cuando daba mis primeros pasos y me ayudó enormemente.

La mayoría de las veces, no podrá conseguir todos los puntos. Pero es una buena guía para trabajar.

Estrategia de ajedrez #3: En caso de duda, mejore su pieza peor colocada

Ahora que conoce los primeros pasos para desarrollar sus piezas, llegará a un punto en el que

Ha movido todas las piezas una vez
Ha enrocado su rey
No sepa cómo continuar

Siempre que se encuentre con ese obstáculo, intente mejorar su pieza peor colocada.

¿Cómo sabes cuál es tu pieza peor colocada?

Habla con tus piezas.

Siempre se me hace un poco raro cuando hago este comentario. Sé que parece una tontería (y juro que estaba sobrio cuando escribía esto…), ¡pero funciona!

Una vez que tengas la sensación de dónde están tus piezas «felices» o «infelices», no tendrás muchas preocupaciones para descubrir la pieza peor colocada. Entonces, coge esa pieza y ponla en una casilla en la que esté más «feliz».

Me gusta tanto este concepto que escribí un artículo entero sobre él.

Estrategia de ajedrez #4: Simplifique si es material

Seamos optimistas y digamos que has conseguido controlar el centro, mover todas tus piezas a grandes casillas y ganar algo de material en el proceso. Muy bien. Deberías estar orgulloso de ti mismo.

Pero la partida aún no ha terminado.

¿Cómo se pasa de tener material a ganar la partida?

Por el método de la SIMPLIFICACIÓN.

Una última analogía deportiva.

Tu rival recibe una tarjeta roja. Ahora juegas con 11 contra 10 hombres. Aunque esto es una buena ventaja, no siempre tiene que traducirse en un gol.

Pero si pudieras jugar 1 contra 0, sería bastante sencillo marcar.

Así que si pudieras pedirle al entrenador contrario que sacara cada uno 10 jugadores del campo, seguro que marcarías. Ahora bien, en el fútbol, las cosas no funcionan así.

Pero en el ajedrez, realmente puedes intercambiar piezas. Y eso es exactamente lo que deberías hacer siempre que tengas material.

Con una torre arriba, deberías empezar a intercambiar piezas y simplificar la posición.
Con una torre arriba, deberías empezar a intercambiar piezas y simplificar la posición.

En el ejemplo anterior, debería intentar intercambiar piezas, ya que al final acabará con una torre extra. Por lo tanto, la primera jugada debería ser Torre a e1, con la esperanza de intercambiar la Torre en e8.

Otras ideas de intercambio serían Cc3-d5 o alfil de f4 a g3, luego h4 y tomar f6.

Cuantas más piezas consiga intercambiar, más desesperada será la situación de su rival. Su contrajuego es ahora prácticamente inexistente, ¡ya que no le quedan piezas!

Estrategia de ajedrez nº 5: Mueva los peones sólo cuando sea necesario (¡no pueden retroceder!)

He escrito brevemente sobre los peones en la sección sobre la seguridad del rey. Lo que los hace tan especiales es que nunca pueden retroceder.

Un movimiento de peón es el movimiento más comprometido en el ajedrez.

Incluso si entiendes que has metido la pata, no puedes devolver el peón a donde estaba.

Por eso hay que tener mucho cuidado al mover peones.

La mayoría de los principiantes que veo tienen la costumbre de mover peones cuando no saben qué hacer. Probablemente piensan algo así como «como el peón tiene el valor más bajo, aunque me equivoque sólo pierdo 1 punto».

Esto es en parte cierto.

Pero como vimos en la sección sobre la seguridad del rey, los peones son mucho más que carne de cañón. Se utilizan para ganar espacio importante, proteger al rey y dirigir los ataques.

En la apertura, usted mueve peones para sacar sus piezas y controlar el centro. Esto se suele conseguir moviendo los peones e y d para que los alfiles queden libres.

Una vez que se logra esto, no hay gran necesidad de mover más peones hacia adelante. Una gran guía en la que basarse es la siguiente:

Siempre que TODAS tus piezas estén en lugares perfectos, los movimientos de peones pueden tener un efecto devastador.

Un peón solitario no perturbará realmente a tu oponente.

Pero con la ayuda de tu ejército completo, puedes pensar en avanzar un peón para perturbar más a tu oponente.

Estrategia de ajedrez adicional: ¡No juegues por trucos baratos!

El olor de una victoria rápida y fácil puede ser muy tentador.

Pero confiar en los trucos baratos sólo le dará placer a corto plazo y dolor a largo plazo.

¿Por qué?

Porque aunque un truco puede funcionar una o dos veces, no funcionará siempre. Cuando tus oponentes se hagan más fuertes, tus trucos ya no tendrán el mismo efecto.

Gracias a tus victorias rápidas ganarás algunos puntos de rating, pero en realidad no mejorarás en absoluto.

Ganar con trucos conocidos hará que te quedes estancado en el mismo nivel de juego, aunque tu puntuación pueda aumentar temporalmente.

Y cuando llegue el momento en que tus oponentes sean demasiado fuertes para estos trucos tontos, te superarán sin piedad.

Por eso te recomiendo de todo corazón que intentes trabajar en los fundamentos del ajedrez y mejorar tus conocimientos y habilidades del juego. Los mejores conocimientos y habilidades duran mucho más que las tontas trampas de apertura.

Cuanto antes aprenda esto, mejor.

Puede que pierdas algunas partidas a corto plazo, pero después de algún tiempo la gente que haya conseguido ganarte pensará «¿por qué este jugador es de repente mucho mejor que yo?».

No te pongas en el lado equivocado de las cosas.

Y sí, está totalmente bien engañar una vez a tu mejor amigo sólo por diversión. Mejorar el ajedrez puede ser divertido, así que hazlo de vez en cuando. Eso sí, ¡no confíes en los trucos en la mayoría de las partidas!

Junto con la idea de no jugar por trucos viene mi profunda creencia en centrarse en el proceso, no en los resultados.

Tómate las derrotas a la ligera y prepárate para perder algunas partidas. Mientras sigas aprendiendo algo, todo es bueno. Los resultados vendrán DESPUÉS de que te hayas desarrollado como ajedrecista.

Conclusión

El ajedrez es un juego muy complejo. Pero con algunas estrategias básicas, puedes mejorar masivamente tu comprensión y resultados.

Usted debe

– Controlar el centro del tablero
– Jugar con todas sus piezas
– En caso de duda, mejorar su pieza peor colocada
– Simplificar si tiene material arriba
– Mover los peones sólo cuando sea necesario

No caiga en la tentación de jugar a las bazas fáciles. Tampoco se centre en sus resultados. El proceso es la clave.

Si ahora está entusiasmado y quiere seguir mejorando en ajedrez, cree su propio plan de entrenamiento o infórmese sobre el entrenamiento de ajedrez más eficaz.

Sigue disfrutando de tu proceso.

El código se mostrará debajo de este texto en 15 segundos

Deja un comentario